viernes, 2 de enero de 2009

Travesía

La última vez que una tía me gimió "joder, Alex, como me pones" fue hace tanto que ya ni me acuerdo de si alguna vez había excitado yo a una mujer.
Desde hacía demasiado tiempo la culata de mi pistola no registraba más muescas triunfales.
Si me desnudo y me confieso del todo, sólo puedo reconocer que llevaba sin follar tantísimo tiempo que la Guerra de los Cien Años se me antoja riña de borrachos.
Pero hoy una tía me ha susurrado "joder, Alex, como me pones". Y no era una fulana cualquiera, ni mi crédito se ha visto mermado por oír tan deliciosa frase con mi nombre recortado e intercalado.
Una amiga de una amiga en una fiesta cualquiera una noche más, de esas que sales por ahí porque quedarte en casa creyéndote cinéfilo ya hastía. Y te emborrachas y hablas con tu amiga y se incorpora a la conversación la rubia imposible, la que has saludado al llegar y has descartado tras un rápido cálculo de probabilidades, y de repente tu amiga recibe una providencial llamada y con la escultura con minifalda como única oyente tú te creces y sueltas un par de frases de esas que antes eran cientos, cuando estabas a muerte en el mercado y nada importaba, un no por respuesta no entraba nunca en tus planes, y entonces ella decide jugar a un juego del que tú inventaste las reglas y las creías olvidadas y se despeja la tormenta y resulta que si te hubieras quedado en casa creyéndote cinéfilo hubieras terminado haciéndote una paja a las cuatro de la mañana, y en cambio has follado otra vez, con una mujer que cuando se ha desnudado has buscado el móvil con la mirada, una prueba, una maldita prueba para que te crean cuando lo cuentes, porque lo vas a contar, lo estás escribiendo.
Sabes como se llama pero te encantaría olvidarlo. Un triunfo como ese, conseguido con el esfuerzo justo para creerte un dandy, no puede tener un nombre.
Tienes su teléfono, pero ojalá lo perdieras. No lo vas a borrar, pero una noche de lujuria como punto y final a la travesía por el Sahara no tiene número.

Así que he decidido que lo dejo escrito, la llamo, y mañana con suerte continúo escribiendo.

2 comentarios:

Sr. Tejón dijo...

ALICE: And, you know, there is something very important we have to do as soon as
possible.
BILL: What's that?
ALICE: Fuck.
Qué gran peli.
Saludos.

Mixha dijo...

Julius ,me alegro por ti que seas feliz,

feliz año y que la suerte, el amor y porque no? el deseo siempre te acompañen, un abrazo fuerte
mixha